Cosa de hombres

La verdad es que no lo pillo:

Yo suelo pedir un café solo y mi medio limón (perteneciente al género masculino por si no ha quedado claro) suele pedir un cortado.




¿Por qué en el 99,9% de los casos le ponen a él el café y a mi el cortado? ¿El cortado es cosa de chicas y el café de hombres? Quizá si que es más típico que lo pidamos las mujeres, pero que lo den por sentado y se equivoquen prácticamente siempre es haber atribuido inconscientemente unos roles muy predeterminados, ¿no os parece?



Kate

Actuar es el menor de los talentos. No olvides nunca que no te darán un Nobel por ello y que Shirley Temple lo hacía perfectamente con cuatro años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario