En enero ...

Las pelis:

Empecé los primeros días del año con una curiosa combinación entre amable cine antiguo y películas de terror: Pesadilla en Elm Street (El origen) muy en la línea de las antiguas, si éstas os gustaban también lo hará la nueva versión, eso sí, ¿ por qué salía un señor disfrazado de Freddy? ¡Que vuelva Robert Englund! No sé porque pero Freddy Krueguer siempre ha sido el personaje de terror que más miedo me ha dado.

La siguiente fue Adivina quién viene a cenar, la última película que Katharine Hepburn y Spencer Tracy rodaron juntos antes de que él muriera. Es una de mis pelis favoritas y no me canso de verla. Como no tuve bastante ración de la famosa pareja seguí con La costilla de Adan y me pasé un par de días con la tonadilla de mi crueeeeel Amaaaaanda en la cabeza :).

Para contrarrestar un acercamiento al maligno: La semilla del diablo, he leído el libro varias veces pero no había visto la película, bastante inquietante y conseguida respecto al libro, dan ganas de gritarle a la protagonista  ¡no te tomes ese brebajeeeee!

Mi segunda vez (la de la Z Jones) ya sabéis que esperar de este tipo de películas ¿no? Entretenimiento sin complicaciones y un rato agradable, le falta un poco más de emoción a la historia de amor y un prota más buenorro jajaja

Por fin es viernes, una peli muy marchosa del año 78, la verdad es que no esperaba gran cosa, pero lo pasé muy bien, dan ganas hasta de levantarse a bailar al ritmo de Donna Summer y The Commodores.

Un ciudadano ejemplar, aquí si, maromo buenorro (Gerard Butler) y acción sin tregua desde el primer minuto, la historia resulta un poco inverosímil, pero si te olvidas de ese punto es una película para disfrutar de su ritmo.

Siete almas, desde que se estrenó me he resistido a verla porque pensaba que sería tan lacrimógena que me iba a poner muy triste, y no me apetecía ...   nada más alejado de la realidad, me resultó ligeramente lenta y eché a faltar el desarrollo de todas las historias personales, no solo de la de Rosario Dawson, a medida que transcurrían los minutos iba pensando, pero bueno, ¿otra vez ésta?

En busca de marido, otra comedia amable de los años 50 con Cary Grant esta vez, una historia de equívocos y engaños y por supuesto amor, no había oído hablar nunca de ella y gracias al blog de En Barcelona la descubrí.

La otra hija, Kevin Costner bajo la dirección del español Luís Berdejo. Nuevos inquilinos en una casa que empieza a ejercer una influencia maligna sobre uno de sus ocupantes, la película es correcta pero no aporta nada nuevo a otras tantas que hemos visto del mismo género.

Los libros:

Lo que Alice olvidó, encuadrado dentro de lo que viene definiéndose como chick-lit, literatura para chicas, una mujer se da un golpe en la cabeza y olvida sus últimos diez años de vida, cuando recobra el conocimiento no sabe porque se está divorciando, no reconoce a sus hijos y descubre que "de un día para otro" le han salido arrugas. Novela facilona y enganche asegurado.

Las bodas de plata, retrato de una familia irlandesa y de la reunión de todos los miembros para la celebración de los 25 años de casados de los patriarcas, entretenido pero muy disperso, describe la vida y milagros de tantos personajes que al final vas perdiendo el hilo, hubiera preferido que se centrara en la familia núcleo de la historia.

Y se quedaron por el camino, El Americano que a pesar de George Cloony nos aburrió tanto que la quitamos al cuarto de hora (*)y El Profesor, un libro que presentaba una buena idea pero no me consiguió enganchar, y sí, no tengo remordimientos en dejar una película o libro sin terminar.

(*) Todavía resta imbatible nuestro record en quitar un película: La Soledad ... cinco minutos de reloj aguantamos y no por la historia en sí, sino por unos encuadres de cámara imposibles que nos hicieron cogerle manía inmediatamente.





Kate

Actuar es el menor de los talentos. No olvides nunca que no te darán un Nobel por ello y que Shirley Temple lo hacía perfectamente con cuatro años.

2 comentarios:

  1. Adoro las películas de Tracy y Hepburn... y ahora me pasaré días canturreando lo de "mi cruel Amaaaandaaaa...." :D

    Besos

    ResponderEliminar