Mis obsesiones

Una de mis obsesiones (seguro que a muchos de vosotros también os pasa) es si he desenchufado correctamente la plancha. Nunca he tenido ningún incidente, ni ha salido ardiendo mi casa, pero cada vez que plancho y me voy acabo preguntándome si he desenchufado la plancha ....




Ahora creo que he pasado a un nivel "superior", esta es la conversación que mantuve conmigo misma hace unos días cuando estaba poniendo el coche en marcha:

Yo: ¿He desenchufado la plancha?

Yo bis: Ummm, déjame que piense ... pero si no has planchado desde hace días!!!

Yo: Ah vale - momentos de reflexión- perooooo ... igualmente, ¿la he desenchufado?

Yo bis: Vamos a ver, bonita,  si no la has enchufado, ¿cómo la vas a desenchufar?!! ¿Entiendes? ....

Yo: Si, claro, tiene lógica lo que dices ...

Así que ya veis, esto va a peor, ¿verdad que lo más prudente sería que dejara de planchar?

Kate

Actuar es el menor de los talentos. No olvides nunca que no te darán un Nobel por ello y que Shirley Temple lo hacía perfectamente con cuatro años.

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo, abandona la plancha, el truco esta en tender y doblar bien la ropa y solo planchar lo que es extremadamente necesario!

    ResponderEliminar