Ni me hables!

Seguro que todos conocéis una frase que corre por internet que dice más o menos:

¿Por qué nos cuesta tanto intercambiar tres palabras con nuestros vecinos en el ascensor y sin embargo pasamos horas chateando cada día con un desconocido de Australia?

Yo soy la primera que me siento ligeramente incomoda cuando coincido con alguno de ellos, a veces ni siquiera recurro al tan socorrido estado meteorológico, bah, en silencio, ahí, más incómodo todavía ...



Pero lo de esta mañana me ha parecido excesivo: salgo por la puerta de mi piso, a unos tres metros se encuentra el ascensor y un señor (que no me suena) esperando, en los escasos segundos que utilizo para cerrar con llave mi puerta llega el ascensor, el interfecto se mete dentro ... y se va ... ni hola, ni adiós, ni "bajas?" ... delante de mis narices ... deseo suponer que aun estaba dormido o que es más despistado que yo porque tiene tela marinera el señor!!

Kate

Actuar es el menor de los talentos. No olvides nunca que no te darán un Nobel por ello y que Shirley Temple lo hacía perfectamente con cuatro años.

5 comentarios:

  1. Cuanto cabrón!! ;PP
    Tu medio limón y tú tendriáis que hacerle un seguimiento a fondo a este individuo... saber quién es, a que se dedica, si canta en la ducha ;PPP
    Besillos!

    ResponderEliminar
  2. Tenía pinta de vendedor de seguros y cara de esaborio jajaja

    ResponderEliminar
  3. Mira que no decir ni 'buenos dias?!!! siesque....



    Mons

    ResponderEliminar
  4. Seguro que tenía alitosis y era por ahorrate el "mal trago"... no entendéis a la gente de buen corazón.

    ;P

    ResponderEliminar
  5. Bueno, igual era un tímido patológico o un asocial igualmenta patológico o, sencillamente, un mal educado de mucho cuidao :D

    Besos

    ResponderEliminar