A veces oigo ... canicas

Cuando vivía con mis padres sufrí durante largo tiempo los variados ruidos de los vecinos de arriba, allí vivía la abuela, ocasionalmente alguna hija soltera y a menudo iban a visitarla los nietos. Eran frecuentes los taconeos de las hijas (cosa que todavía no entiendo, cuando llegas a casa te pones algo cómodo, no te dedicas a pasearte media hora con los tacones, ¿no?), el arrastrar de muebles (eso tampoco llegué a comprenderlo ... ¿limpiaban a todas horas? ¿cambiaban la decoración cada día? ¿tenían que apartar algún mueble para abrir la cama?) y el ruido de canicas cayendo al suelo y rebotando ... joel con los nietos, que pesaditos son con las puñeteras canicas, que afición, ni yo en mis buenos tiempos jugaba tanto! y que amorosos que visitan tan frecuentemente a su abuela ... incluso a las once de la noche un día laborable!


Imágen de Crackvan.

El otro día cotilleando por internet encontré un artículo con ese título "Ruido de canicas" ... otro vecino tocapelotas pensé ... pues no ... sorpresa, yo nunca había oido hablar de este tema, nadie me lo había comentado, pero resulta que es algo bastante común y hay explicaciones de todo tipo, desde los que piensan que Los Otros intentan comunicarse a canicazo limpio a fábricas ilegales de canicas nocturnas :P ... o ruidos que producen las piedrecitas en las cañerías del agua (esta última es la que más me convence).

¿Las habéis oido alguna vez? Oí lo que me pareció oir o fue todo producto de mi imaginación?

Kate

Actuar es el menor de los talentos. No olvides nunca que no te darán un Nobel por ello y que Shirley Temple lo hacía perfectamente con cuatro años.

8 comentarios:

  1. :-) mi vecina de arriba lleva tacones hasta en la ducha... y lo de las canicas es literal, pero te juro que no hay niños chicos en casa... mueve las sillas en plan bestia y lo único que puedo pensar a las 3 de la mañana es en atarle a la puta silla, meterle las canicas en la boca y darle un taconazo...

    Lo siento, me sale la vena sádica, pero es que manda huevos!

    Ojú..

    ... que descansada se queda una...

    ResponderEliminar
  2. Jajaajaja ... venga, cuando se ponga insoportable me llamas y subimos a darle su merecido XD

    Muasssssss

    ResponderEliminar
  3. Tengo la suerte de estar en una casita en las afueras, una tranquilidad que no tiene precio!!

    Has probado a dar con la escoba en el tetcho, a ver si para....
    Si no, te ayudo a ti y a Sonia...

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  4. Ana ... he probado, y no lo aconsejo, yo deje la marca de la escoba en el techo XD

    Bienvenida a la expedición jijiji

    ResponderEliminar
  5. Pues... por más que lo pienso creo que nunca he oído cánicas en el piso de arriba: tacones, sí, martillazos, también y el joío niño corriendo de un lado para otro, también pero lo de las cánicas... pues no. Aunque suena la mar de interesante :D

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Será un tópico pero me encanta :)

    Yo arriba tengo a un niño que por la noche se le da por hacer la sirena de bomberos y que se cree que el pasillo es una pista de atletismo ¬¬

    ResponderEliminar
  7. Ufff, yo mataría porque solo fueran canicas... mis vecinos son más de gritos, tele a 5000 Decibelios hasta las tres de la mañana y guitarras eléctricas un domingo a las 9:00 am. De pequeño si que oía, en casa de mis padres, la mencionada canica. Mi teoría es que un alto porcentaje de vecinos son en realidad alienígenas infiltrados entre nosotros. Por las noches, claro, se quitan el disfraz de humanos y lo dejan caer al suelo. El tic tic tic ese es el ruido de los ojos (que en realidad son bolas de cristal) al caer al suelo.
    Venga, a cuidarse. Me voy a acabarme mi ración de ácido lisérgico.

    ResponderEliminar
  8. Nanny, Mirinha, pero estais seguras que hay niño que produce esos ruidos? Porque yo ya empiezo a dudar jaajajja

    Shine, apuntamos a tus vecinos para hacerles una "visitilla" también XD .. Joel, habrá que pedirles que se pongan ojos de goma y no monten esa escandalera!

    ResponderEliminar